La aplicación de Cámara más completa se llama Cymera

Es brutal la cantidad de aplicaciones que van saliendo para hacer fotos y retoques. Muchísimo mercado y muchas, muchas aplicaciones de lo más variopinto pueblan Google Play y miles de reseñas en internet. Las hay de todos los tipos y las hay más y menos populares. Lo que está claro es que son un aporte esencial para la mayoría de usuarios de Smartphones.

Y ante tanta saturación casi siempre uno acaba por usar lo mismo, sin ser consciente de las joyas que a veces aparecen entre tanta aplicación similar. Personalmente aún no he acabado de acomodarme con Instagram que ya tengo una alternativa realmente interesante y que de hecho pasará a desbancar al resto. Se trata de Cymera y es una aplicación de lo más completa y efectiva. No te la pierdas, de verdad, porque merece la pena.

¿Porqué? Te preguntarás. Pues porque Cymera es una aplicación que realmente cumple al 100% con lo que ofrece. Es como un pequeño compendio de lo más usado en la cámara y funciona rápido y bien. Al menos esa es mi sensación tras darle un uso más o menos intensivo. Todo hay que decir que la aplicación dice estar enfocada para los retratos, aunque se adapta a todo tipo de fotos.

Cymera tiene una interfaz muy intuitiva y en todo momento vamos a tener ayuda contextual que nos facilitará elegir el modo adecuado y hacer los retoques que consideremos necesarios para poder obtener un buen resultado. Además de los ya bastante manidos filtros típicos para editar las fotos, Cymera ofrece diferentes opciones antes de hacer la foto, y después. Desde las más útiles como el disparo programado, el modo anti-temblores (para evitar las imagenes movidas) o edición de fotos más lúdica, como poder poner “pegatinas” en las imágenes, o añadir efectos como ojos grandes, etc. Gracias a su reconocimiento de caras, la aplicación de este tipo de efectos queda muy bien.

Cuando abrimos la aplicación nos pedirá si queremos loguearnos con una cuenta “Cyworld” o pasar y utilizar la aplicación sin más. Lo cierto es que no es obligatorio y realmente no sé si tiene demasiada utilidad hacerse la cuenta. Una vez dentro pasaremos directamente al menú principal donde ya tenemos la cámara en funcionamiento y los diferentes modos por la pantalla. Como hemos comentado antes tenemos diferentes tipos de modo: El normal, el timer (foto con cuenta atrás), anti-shake (para los temblores) y touch shots, para disparar fotos cuando toquemos la pantalla. Podemos activar la cámara frontal si disponemos de ella, activar o desactivar flash y establecer el área de enfoque de la cámara.  Abajo podemos disparar la cámara o escoger las diferentes lentes de los que Cymera dispone:

  • Básica. Una imagen sola.
  • Action 4. Crea un collage de 4 disparos distintos en modo paisaje.
  • Super 4. Crea un collage de 4 disparos en formato retrato.
  • Pop 4. Crea un collage estilo fotomatón con 4 disparos distintos.
  • Double. Basado en la opción de timer, incluye dos disparos uno al lado del otro.
  • Fisheye. El famoso efecto ojo de pez.

También incorpora una interesante galería independiente donde poder organizar nuestras fotos, borrar, mover o copiar. No le falta detalle a Cymera. Aunque lo que sin duda se lleva la palma es el reconocimiento facial y la aplicación de los efectos más diversos. Es bastante bueno siempre y cuando la foto la hagamos de frente correctamente. Aún así es sorprendente la rapidez y la capacidad que esta aplicación ofrece. No dudes en probarlo porque la verdad, a mi me ha dejado muy buenas sensaciones.

Para compartir con las distintas redes sociales tendremos que configurarlas previamente, mediante la tecla menú accederemos a los settings del programa. Dentro del menú Share, podremos loguearnos en las distintas redes sociales que nos interesen y así poder compartir imágenes.

En definitiva, es una buena alternativa a la cámara que por defecto trae Android y también a cualquier aplicación de fotos al uso, Cymera es completísima, rápida y fácil de usar. Ahora que parece haber una estampida de Instagram, quizá Cymera pueda ser el repuesto que andabas buscando. Además es gratuita, qué más se puede pedir.

FUENTE: ELANDROIDELIBRE

Tutorial Photoshop: crea una portada de Facebook

Ahora que finalmente todos tenemos activado el nuevo perfil de Facebook, con la llamada “Biografía”timeline, es hora de crear una imagen original y atractiva como portada, ¿no crees? Es más fácil de lo que parece y el resultado es realmente llamativo. Aquí tienes un tutorial que te explica cómo crear una imagen de portada para tu perfil de Facebook. Y si no tienes Photoshop, no te preocupes; cualquier otro editor con soporte para capas te sirve.

 TAGS:

El primer paso es, lógicamente, elegir la imagen que queremos usar. Tiene que cumplir un par de requisitos importantes: que tenga orientación apaisada (no vertical) y, sobre todo, que contenga un detalle interesante en la esquina inferior izquierda, que será la que usemos para el cuadro de la imagen de perfil. En mi caso, elegiré esta foto de Nueva York.

 TAGS:

Lo siguiente es hacernos con una plantilla, una imagen ya usada como portada de Facebook para usarla como modelo a la hora de crear la nuestra. Ve al perfil de cualquier amigo de Facebook que la use (o coge el de alguien famoso, como en este caso) y haz una captura de pantalla de la portada.

 TAGS:

A continuación, abre las dos imágenes en Photoshop (o el editor que estés usando) y pega una encima de la otra, como dos capas, en un solo archivo. Reduce la opacidad de la capa superior hasta un 50% más o menos, de forma que puedas ver una imagen a través de la otra.

 TAGS:

Ahora llega el momento delicado: usando las herramienta de Recortar y Transformación (en Photoshop, en los menús de Imagen y Edición respectivamente), recorta, reduce y ajusta la imagen que quieres usar hasta que coincida exactamente con la portada que estás usando como plantilla. Deberás vigilar que la imagen grande sea lo suficientemente grande, y que el detalle que quieres usar como imagen de perfil quede bien encajado en el cuadro de la esquina inferior izquierda.

 TAGS:

Una vez lo tienes todo medido, selecciona la imagen grande, cópiala al Portapapeles y pégala en un fichero nuevo. Haz lo mismo con la pequeña. Ahora tendrás dos imágenes independientes, una de unos 850×315 píxeles y otra de 125×125 píxeles. Guárdalas como ficheros JPG, con un requisito importante: la pequeña debe tener un tamaño mínimo de 180×180 píxeles, así que tendrás que redimensionarla antes de guardarla.

 TAGS:

Ya lo tienes todo: ahora sólo queda ir a tu perfil de Facebook y subir las imágenes. Primero haz clic en “Añadir una portada” y sube la imagen grande. Cuando Facebook te dé la opción de ajustarla, no lo hagas. No toques nada y guárdala tal y como está.

 TAGS:

Luego haz clic en tu foto de perfil y sustitúyela por la imagen pequeña, la de 180×180. Verás que al subirla se complementa perfectamente con la imagen grande, creando un bonito efecto collage. ¡Ya tienes tu portada de Facebook personalizada!

 TAGS:

FUENTE: CHICAGEEK

StickyGram, imanes de nevera con tus fotos de Instagram

StickyGram

Si quieres que tus fotos de Instagram tengan vidilla más allá de Internet, StickyGram sirve para crear paquetes de 9 imanes de nevera de unos 5×5 centímetros, un tamaño similar a aquel con la que salen en la pantalla del iPhone, con tus fotos favoritas por 14,99 dólares. El precio incluye los gastos de envío a todo el mundo.

FUENTE : MICROSIERVOS

La vuelta al mundo en 6.237 fotos y cinco minutos

 


Time is Nothing // Around The World Time Lapse por Kien Lam enVimeo.

 

Entre 2010 y 2011 Kien Lam pasó 343 días en 17 países distintos, para lo que tuvo que subirse a 19 aviones, 58 buses, y 18 barcos –y me parecen pocos–.

Aprovechó también para tomar 6.237 fotos, que montadas en este vídeo son un resumen de su viaje. Lo cuenta en Around the World 2010-2011, y hay también un FAQ por si te da envidia

FUENTE: MICROSIERVOS